Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Las arribazones de Sargassum en el Gran Caribe

Coordinadora:

Dra. Ana M. Suárez. Centro de Investigaciones Marinas, Universidad de La Habana (Cuba).

 

Integrantes:

Dra. Brigitte Gavio. Departamento de Biología, Universidad Nacional de Colombia, Bogotá.

Dra. Olga Camacho, Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano (Colombia).

Dra. Martha García (Puerto Morelos, México).

Dra. Ligia Collado-Vides. Marine Sciences Program, Florida International University (Estados Unidos).

 

Resumen:

Las arribazones de algas y angiospermas a las costas insulares y continentales siempre han ocurrido de forma cíclica, en dependencia de la época del año, de la dirección de vientos y las corrientes marinas. Pero el tema de esta ocasión trata, que desde 2011, volúmenes extraordinarios de Sargassum han arribado a las costas del este de África y en años sucesivos a las del Gran Caribe, con resultados ambientales y económicos, que fueron calificados de desastres naturales. Aunque posteriormente disminuyeron drásticamente, se pretende discutir sobre los orígenes y causas de los mismos, así como la posibilidad de realizar pronósticos sobre futuros eventos. Uno de los posibles orígenes puede haber sido la nitrificación de las aguas costeras y basado es esta hipótesis, se realizaron análisis de isótopos estables, que revelaron una entrada moderada de nitrógeno de fuentes terrestres. Debido a que es un género, con una variación fenotípica muy grande, también se discutirán los aspectos taxonómicos del género Sargassum con énfasis en las especies que conforman sus arribazones en el Atlántico y las herramientas moleculares que han ayudado a su identificación en los últimos años. Así mismo, se presentarán aspectos futuros que requieren atención para ayudar a esclarecer la sistemática de este importante género y entender mejor su evolución e impactos ecológicos. Las dos especies de sargazo holopelágico identificadas en el Caribe son S. fluitans III y S. natans VII siendo este último morfotipo menos estudiado que S. natans I, predominante en el mar de los Sargazos. Además de las diferencias morfológicas y genéticas se han encontrado diferencias en las tasas de crecimiento y en el rendimiento fisiológico de ambas especies. Su acumulación en las playas y zonas costeras y su posterior descomposición dio lugar a las llamadas “mareas marrones”. Sus efectos sobre las aguas costeras consistieron en una reducción de la luz, del oxígeno (hipoxia/anoxia) y del pH. Un ejemplo de esto es lo ocurrido con las praderas de pastos cercanas a las costas, dominadas por Thalassia testudinum, que han sido reemplazadas por una comunidad dominada por algas calcáreas rizofíticas y algas a la deriva y/o epífitas, resultando en una pérdida del 61.6–99.5% de la biomasa subterránea, con las implicaciones que esto conlleva en la estabilización del substrato. El problema que aquí se aborda, también se ha tratado en otros foros internacionales y también se tendrá en cuenta lo que se ha venido concluyendo y haciendo a partir de la reunion del GCFI en Cayman Island y lo que se conversó en AMLC (mayo 2017). Por último, algo muy importante es el manejo de las arribazones para evitar daños mayores a los ecosistemas costeros, para lo que tienen que estar preparados los manejadores, gestionadores y/o decisores de las zonas costeras vulnerables a este fenómeno de las arribazones, ya sean de Sargassum o de otras especies